REGRESO AL PASADO

El  I CHING es el libro sagrado de los TAOÍSTAS y también uno de los oráculos más antiguos que exite constancia. Algunos de sus textos pudieron ser escritos unos mil años antes de Cristo, mientras que otros podrían ser incluso anteriores. En sus inicios se reservaba la consulta  de este oráculo a los gobernantes, y sólo el paso del tiempo lo fue haciendo accesible a otras capas de la sociedad.

Habitualmente se emplean tres monedas chinas y no los dados, para facilitar las consultas. El I CHING no predice el futuro sino que sirve como ayuda para adentrarse en situaciones difíciles, es una guía para tomar decisiones  midiendo las consecuencias.

El  I CHING se creó para ser usado en momentos de perturbación, y las respuestas que ofrece no son cerradas, no imponen acciones sino que deben ser interpretadas por cada uno, ya que sirve igual para individuos de cualquier edad, sexo y posición social.

I Ching, el oráculo que despejará tus dudas

RESPETAR LA TRADICIÓN
El I CHING es mucho más que un juego adivinatorio, es un oráculo que puede abrirnos las puertas de nuestro subconsciente y por ello debe ser respetado(de  hecho, es el texto clásico chino más antiguo) como lo hemos dicho anteriormente. Cuanto más seriamente nos acerquemos a él, mayores y mejores serán los resultados. Puede convertirse en nuestro mejor apoyo a la hora de tomar decisiones en el día a día también. Cada hexagrama nos descubrirá la estrategia  a seguir  y el momento clave para llevar a cabo importantes decisiones. No en vano, el  éxito de muchas de nuestras acciones depende de llevarlas a cabo en el momento adecuado.

LOS HEXAGRAMAS
Representan los símbolos mediante los que se comunica el oráculo del I CHING. Comprenden dos trigramas compuestos por combinaciones de líneas enteras(yang) o cortadas (yin), que representan las fuerzas básicas del mundo : la masculina, creativa, fuerte y sabia(yang), y la femenina, receptiva, abnegada y compasiva(yin).

CIELO, TIERRA Y HOMBRE
Son los tres principios universales básicos que simbolizan los trigramas del I CHING. Y es que para los chinos existen tres tipos de suerte:
la celeste(tien chai)con la que se nace,
la terrestre(ti chai) que se consigue viviendo en armonía con el entorno;
la humana(ren chai) que se labra el hombre con  sus actos.
El  I CHING  nos puede ayudar a potenciar esta suerte.-

I  CHING, EL ORÁCULO DEL CAMBIO

Según la antigua sabiduría china, los cambios no son algo que debamos temer ni evitar. Muy al contrario, lo bueno es renovarse. Todo fluye en la naturaleza, desde el agua de un río al viento en un desfiladero y, por supuesto, los acontecimientos de nuestra vida. Y eso es, precisamente, lo que debemos hacer: dejar que las cosas fluyan.  No es sano intentar retener el presente evitando un futuro nuevo y renovado.

Desde hace miles de años, los chinos cuentan con una poderosa ayuda que le guía a la hora de tomar decisiones importantes y vitales. Es el  I CHING   o  LIBRO DE LOS CAMBIOS.

El libro contiene 64 símbolos(combinaciones de seis rayas completas o cortadas)…Ver en nuestra página el texto del I Ching : Los hexagramas.

Estos símbolos representan las 64 posibilidades de evolución de una circunstancia. Como ya explicamos en el texto anterior, el I Ching y sus símbolos no predicen el futuro ni nos dicen lo que nos sucederá, simplemente nos asesoran sobre lo que debemos hacer en cada etapa de nuestra vida.

Es un oráculo que aconseja qué comprtamiento debemos adoptar en cada momento. Para el I Ching, en el fondo, la única constante será la realidad del cambio, por eso no debemos resistirnos a él, sino secundarlo,aceptarlo y tomar conciencia para poder llevarlo a cabo.Es importante que los dados o monedas chinas que se utilizan para hacer las consultas se reserven solo para esta función.
Deben cuidarse guardándolos en una funda de terciopelo o tela suave y oscura. Antes de la tirada se debe concentrar buscando la calma unos minutos con ellos en la mano derecha, frotándolos con la otra mano para transmitirles  nuestra energía. Luego se depositan en un cuenco de madera o cristal  y se tiran sobre una mesa protegida con una tela suave, y el número que  salga corresponderá al hexagrama del I Ching que se debe consultar. Los expertos recomiendan hacer la consulta en las primeras horas del día, al amanecer, cuando la energía es aún pura y silenciosa.-