Oraciones Mágicas

0
70

Una oración, por muy especial y bonita que sea, no tiene poder por si misma. Se tiene  que tener mucha fe en lo que se esta diciendo y en la forma en la que se dice. También hay que pensar en la influencia que tendrá dicha oración en la persona en la que se piensa mientras se reza, en el caso de pedir por alguien en concreto. Y esta demás decir que es fundamental que la persona elija la oración mas adecuada para cada circunstancia.

Una preciosa oración la cual es ya muy antigua.
Esta oración es muy, muy remota, y es una oración tradicional en la cultura española. Muy linda para aprenderla y enseñársela a los niños, y es muy efectiva para todo en general, sobre todo si se reza todas las noches:

Oración:

Tengo un escapulario, de La Virgen del Rosario. Cada vez que me lo quito y me lo pongo, me acuerdo de Jesucristo. Jesucristo fue mi Padre, los angelitos mis hermanos, me tomaron de la mano, me llevaron a Belén. En Belén había una fuente, donde estaba San Vicente con un cabito de vela. El que no lo sepa, se condena. Amen”.

Oración para obtener éxito laboral:

Esta oración es muy buena, sobretodo para pedir por el éxito profesional y evitar las zancadillas que de vez en cuando se producen en el ámbito laboral por parte de malos compañeros. Se reza mientras se camina al lugar de trabajo y dice así:

Oración:
“Dios mío, tu que otorgaste el don del trabajo al hombre para su crecimiento como persona y para llevar adelante su casa y su familia, aléjame de las cosas negativas y que este día suponga un escalón mas en mi carrera profesional. Así sea”.

Oración para invocar a los arcángeles:

Es muy importante y sobre todo fundamental buscar un sitio muy tranquilo, donde las perturbaciones y malas energías de otros no interfieran. Es importante también cerrar los ojos y respirar con mucha calma mientras se visualiza a los arcángeles, que serán quienes presten su ayuda. Primero hay que imaginar al Arcángel San Gabriel, para que nos vigile de frente. Hay que rezarle lo siguiente:

_“Arcángel San Gabriel, guíame y se una luz en mi camino. Que cuando yo camine al frente lo haga con seguridad y firmeza. Se siempre esa estrella que me guíe. Que así sea”.

Es el turno de San Rafael. La oración dice lo siguiente:

Arcángel San Rafael, bendíceme con tus dones y protégeme de las cosas negativas que me puedan llegar por la espalda, sin yo verlo ni intuirlo. Se el ángel de la guarda que me protege y me cuida. Que así sea”.

Aun con los ojos cerrados, ahora se ha de seguir con la invocación, en este caso con el Arcángel San Miguel:

_“Arcángel San Miguel, ángel bueno y poderoso, protege mi costado derecho de los trances negativos de la vida. Hazme tan fuerte como tu y vigila mi destino. Que así sea”.

Por ultimo, ya es el turno al Arcángel Uriel, que es el encargado de vigilar el lado izquierdo de la persona.

_“Arcángel Uriel, acepta ser aquel que me vigile y me guíe, que me cuide y no desfallezca cuando yo me equivoque. Se paciente con mis debilidades y amoroso con mi persona. Que así sea”. Ya no solamente se trata de decir estas oraciones, sino también realizar a estos Arcángeles alguna petición concreta, o su bendición.

Para pedir la bendición a los Arcángeles:

Sencilla y muy efectiva, es ideal para rezarle a los Arcángeles y pedir su bendición:

_“Arcángeles buenos, quisiera vuestra bendición en cada segundo, en cada instante y en cada lugar. Bendecid mis pensamientos, mis actos, mi cuerpo y todo mi ser. Ayudadme a ser bueno y justo, alegre y equilibrado en todos los ámbitos de mi vida. Amen”.

Es muy importante no terminarlo todo bruscamente y sentarse de un salto. Es mucho más efectivo quedarse meditando y visualizando a los Ángeles.

Esta oración es para alguien angustiado que pide ayuda:

_ “Mi querido Dios, Tu que eres tan bueno y misericordioso, ayúdame en estos momentos de angustia terrible. Ángeles y Arcángeles, protegedme y auxiliarme cuando mas lo necesite, como me esta pasando en estos momentos. Yo acudo a Ti porque se que me puedes ayudar, ya que un Padre no abandona a sus hijos”.

Esta oración es para evitar que entre energía negativa en la casa:

Esta oración sirve para que no entre energía negativa en el hogar. Es muy fácil de aprender:

_“Que se vayan los malos pensamientos y la energía negativa que quieren transmitir a mi casa y a los míos, y que en mi hogar reine siempre la paz y la alegría”.

Esta oración es para que lo negativo se aleje y lleguen cosas buenas y positivas:

_“Que lo malo se aleje. Que las cosas negativas no estén a mí alrededor y que se despeguen de mi cuerpo. Que vuelva a mí la alegría que perdí en algún momento. Que nunca la pierda y la felicidad sea mi guía. Que desaparezca el malestar que tengo y que, si no lo tengo aun, que nunca llegue a mi persona. Así sea y así se cumpla”.

Esta oración es para lograr la paz que se ha perdido:

Esta oración es muy hermosa para pedir la paz interior, en la casa y en la familia:

Señor, últimamente no encuentro ni paz ni luz en mi camino. Ayúdame porque de tu grandeza espero la paz, ya no solo para mí, sino también para mi casa, mi entorno y la humanidad en general. Que tu luz guíe a los hombres y que las guerras, que tan irracionales son y no llevan a ningún lado, que no prosperen. Haz que un canto de paz inunde los corazones. Que así sea y así se cumpla por los siglos de los siglos, amen”.

Esta oración es para San Pedro Apóstol para cobrar deudas:

Esta oración es ideal para que la recen aquellas personas que han prestado algo y no lo devuelven. No tiene por que ser exclusivamente dinero, sino también se puede tratar de un libro, un objeto de uso personal, un disco, etc. También es útil para esas situaciones en las que estamos esperando un pago pendiente, una pensión, etc.

Oración:
San Pedro Apóstol, concédeme tu gracia y haz que esta deuda pendiente me sea pronto reintegrada. Si es dinero, que sea la cantidad que preste, y si es un objeto, que me sea devuelto en las mismas condiciones en las que lo deje. Así sea”.

Esta oración es para San Miguel Arcángel:

_“Arcángel San Miguel, apiádate de mi y defiéndeme en la batalla de la vida. Ampárame de las cosas negativas y de que mi enemigo me aceche. Arroja al infierno al enemigo Satanás y a todos aquellos espíritus malvados que pueden atacarme tanto a mi como al resto de los hombres. Que así sea. Amen”.

Oración a San Gabriel para pedir la protección celestial:

_“Glorioso Arcángel San Gabriel, caudillo del ejercito celestial y guarda de la Iglesia… Te ruego con todo mi fervor que me libres de todo mal tanto a mí como a mi familia y a mi entorno más cercano. Defiende con tu fortaleza y tu amparo todos los días de nuestra vida, y protégenos cuando estemos sirviendo al Señor. Líbranos de todo mal. Amen”.

 Esta oración es contra el miedo:

Es una oración especialmente buena para aquellas personas que sientan que necesitan un escudo protector por su especial vulnerabilidad. Una condición indispensable para que la oración surta mas efecto es rezarla en un ambiente muy relajado y tranquilo, como si la persona estuviera dentro de una cúpula de cristal. Diga relajada y lentamente:

_ “Señor, soy frágil y vulnerable. Soy consciente de mis limitaciones y por eso te pido que me tiendas tu mano poderosa que me ayude a ser más fuerte, a no tener miedo, a que mis temores se disipen. Auxíliame en mi burbuja e impide que el mal la traspase. Que se cumpla todo aquello que te pido, por la fe que tengo en ti y en tu hijo Jesucristo. Amen”.

Esta oración  es para Santa Rita, la patrona de los casos desesperados:

Es bien sabido que se reza a Santa Rita desde tiempos antiguos para conseguir algo en un entorno desesperado. Una oración muy buena para ello es la siguiente:

_ “Piadosa y buena Santa Rita, tu que eres la abogada de los casos desesperados, tu que socorres al desesperado que busca en ti refugio y protección, tu que eres a quien recurro en este momento tan amargo de mi existencia… Consuélame, ayúdame, protégeme y haz que tu piedad infinita me envuelva con tu calor, por las infinitas lagrimas que derramaste, por las penas horribles que padeciste. Concédeme la gracia que deseo y que espero. Que así sea, amen”.

Esta oración es para San Francisco de Asís:

Una preciosa oración para el patrono de los animales y un gran defensor de la paz, San Francisco de Asís:

_“San Francisco de Asís, haz que yo me convierta en un instrumento de tu paz, y que el amor y la paz reine donde haya odio y ofensas. Que la fe pueda a la duda y que sea tan amado como yo pueda amar, tan consolado como yo consuele, tan alegre como alegría pueda proporcionar a los demás. Consuélame en mis penas y acompáñame en mis alegrías. Que así sea, y así se cumpla. Amen”.

Esta oración es para San Cipriano:

Este es un santo al que nos encomendamos especialmente cuando nos vamos de viaje y para evitar los peligros que nos acechan. Es muy breve y sencilla:

_“En el nombre de Dios, yo te invoco, San Cipriano. No dejes que el peligro me aceche, y aleja de mí y de los míos el daño que pueda sobrevenir. Guíame con cariño y prudencia en mis viajes, y que siempre llegue a buen puerto. Amen”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here